“Al paciente no hay que engañarlo nunca, ni en el más leve detalle” #DiálogosSEOM

El pasado viernes 25 de octubre tuvieron lugar los #DiálogosSEOM, una jornada de divulgación para pacientes en el contexto del congreso anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Una de las mesas redondas que más interés suscitó fue la protagonizada por el oncólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín. Las Palmas, Uriel Bohn, y el escritor, profesor y paciente Tomás Yerro. Por su parte, el debate fue moderado por el comunicador especializado en salud, José María Iribarren.

Llevaba por título Información al paciente y toma de decisiones compartidas. En el panel se habló de la necesidad de que la calidad de la información que se comunica al paciente, especialmente en el diagnóstico, así como de la necesidad de empatía y confianza en la relación entre ambos.

La importancia de la empatía en la relación médico-paciente

“La comunicación entre médico -oncólogo en estos casos- y paciente es imprescindible, especialmente para conseguir un objetivo básico a lo largo de todo el proceso clínico, pero especialmente en sus inicios: el logro de la confianza entre ambos”. Así empezaba su intervención el paciente oncológico Tomás Yerro.

Se mostró convencido, a lo largo de todo el debate, de que cuando se establece esa relación de confianza se allana enormemente el camino. También dejo claro que no puede haber un buen tratamiento sin una relación eficiente entre médico-paciente detrás, que no tenga en cuenta las siguientes dimensiones esenciales de la condición humana:

  • Dimensión física: Tiene que ver con la salud y la enfermedad, en la que se focaliza el grueso de la labor del oncólogo.
  • Dimensión cognitiva: Relacionada con la razón, el conocimiento y la curiosidad intelectual.
  • Dimensión emotiva: Son sentimientos y vivencias íntimas que pueden condicionar, en sentido positivo o negativo, la marcha del proceso.
  • Dimensión social de la persona.

En la misma línea, el oncólogo Uriel Bohn explicó que “desde el punto de vista oncológico, buscan resultados de salud en el paciente, pero igualmente, persiguen reducir los episodios de ansiedad, depresión y mejoren el afrontamiento del proceso por el cual se está pasando”.

Dialogos_SEOM_pacientes_con_cancer

Mesa de debate: Información al paciente y toma de decisiones compartidas. Fotografía obtenida de la web de SEOM.

Hasta dónde informar al paciente

Otro de los temas tratados en la mesa redonda fue la necesidad de informar adecuadamente al paciente en el diagnóstico y en todo el proceso. Bohn explicó que los oncólogos son receptores de pacientes: “Llegan cuando ya están diagnosticados y suponemos que teóricamente deben tener algún grado de información, pero en la práctica no es así”.

También subrayó que la fase de comunicación es trascendental porque de ahí deriva todo el proceso: “Tenemos que tener en cuenta qué información tengo yo del paciente, cuánto sabe y cuánto quiere saber. Es una fase importante para poder tomar las decisiones”.

El oncólogo describió cómo suele ser el proceso: “Normalmente, se le explica el tipo de tratamiento y las posibilidades terapéuticas que existen en el momento, así como la mejor opción para el individuo. Después tenemos que escuchar sus sensaciones, su perspectiva y, a lo mejor, volver a citarlo para que tome una decisión. Aquí interviene la toma de decisiones compartida”. También matizó que la información debe ser veraz, suficiente y entendible.

En este sentido, Tomás Yerro apostilló la necesidad de la transparencia en la información y que es necesario que “sea veraz ya que al paciente no hay que engañarlo nunca, ni en el más leve detalle”. También subrayó que la información no tiene por qué ser completa desde el primer momento, sino que se puede ir preparando, desde el punto de vista emotivo, tanto al paciente como a su entorno familiar más directo”.

Además, Yerro subrayó que la información es crucial a lo largo de todo el proceso, pero especialmente en el diagnóstico ya que “recibir un diagnóstico de gravedad cancerosa equivale a albergar en el ánimo de cada uno de los pacientes el sentimiento propio de un duelo. En este caso, de un duelo clínico, que presenta una serie de fases: incredulidad, abatimiento, rabia y sentimiento de injusticia”. Igualmente matizó que “ese borbotón de sensaciones turbulentas se va apaciguando. A algunos pacientes les cuesta mucho tiempo mientras que otros superan ese duelo clínico con más rapidez”.

Fuentes de información para el paciente

Tomás Yerro destacó las diferentes fuentes de información que tiene el paciente. Explicó que la información más destacada y pertinente que recibe es la del médico oncólogo, pero “no hay que desatender otra fuente informativa muy importante: la procedente del personal de enfermería ya que convive más tiempo con el paciente que el propio oncólogo”.

Igualmente, Yerro habló de otra fuente de información que, en su opinión, es también muy valiosa. Se refería así a los pacientes: “Algunos procesos clínicos son muy largos. Uno tiene la oportunidad, por las circunstancias y por su propio temperamento de abrirse a los demás. Entonces encuentra en los pacientes una fuente de información, de compañía, de afecto y verdadera amistad. Todos estamos en la misma situación de fragilidad, vulnerabilidad, de interdependencia y nos resulta muy fácil comunicarnos con esos pacientes que están pasando o han pasado por lo mismo que nosotros”.

E escritor y paciente también habló de la importancia de los familiares “cuya presencia en las consultas donde se expone una información relevante, no solo es necesaria sino imprescindible ya que, a veces en una misma consulta, 2 o 3 interlocutores pueden interpretar la misma información de manera diversa”.

Por último, Tomás Yerro mencionó la información externa al ámbito sanitario a través de internet o bibliografía. “Veo positivo informarse mediante fuentes solventes intentando evitar búsquedas poco lógicas e irracionales de información clínica que generan caos, ansiedad y angustia a los pacientes”.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *