Cuatro ejemplos de design thinking aplicados a la salud

El design thinking es una herramienta clave para resolver problemas. El punto de partida son las necesidades humanas. Después se investiga y observa; se crean prototipos y se validan con el usuario. Esto se consigue con un método y un grupo interdisciplinar de personas que trabajan para alcanzar “una solución humanamente deseable, técnicamente viable y económicamente rentable”. Entonces, ¿por qué no aplicarlo a la salud?

Banana Packaging:
Inspirándose en el aspecto de los plátanos (sabemos que se han deteriorado porque aparecen manchas oscuras en la cáscara), Ideo diseñó un packaging para los fármacos con la misma filosofía. Cuando el fármaco está caducado su envoltorio exterior se llena de las mismas manchas oscuras. De esta manera, los pacientes pueden detectar claramente y de manera intuitiva cuando el fármaco no es apto para el consumo.

Banana

Con Banana Packaging, el paciente podrá saber, a simple vista, si el fármaco está caducado.

Totto
“Actualmente, el 51% de chicos y el 69% de chicas ha padecido (o padece) dolor de espalda antes de los 15 años. El peso de los útiles escolares y la forma incorrecta de transportarlos son algunos de los factores asociados a un mayor riesgo de tener dolor de espalda”. Este ha sido el punto de partida de Totto, una empresa colombiana que fabrica mochilas. Decidió solucionar este problema utilizando diversas metodologías durante la creación de productos como Design Thinking, Océano Azul, Modelo Canvas, Arquetipos de la personalidad creativa y prospectiva…

Tras todo el proceso de innovación vio la luz una mochila que no pierde su forma, que permite que el aire circule a través de sus tejidos, e, incluso proponen correas ergonómicas diferentes según el sexo del usuario.

Jerry The Bear
El oso Jerry ha sido creado por Sproutel para fomentar una educación preventiva a los niños que padecen diabetes tipo 1. Mientras juegan, los niños aprenden a manejar sus niveles de glucosa en sangre, reconocer los síntomas propios de la patología y a descubrir los beneficios de la dieta saludable.

Con este prototipo, los niños entre 3 y 7 entienden su patología al cuidar de este osito de peluche, ya que Jerry está equipado con una mochila con alimentos, una pluma de insulina y un glucómetro. Se pretende concienciar a los más pequeños sobre los síntomas de la diabetes y la importancia del auto-cuidado.

Guardmecum

Esta aplicación nace en un proceso de co-creación con profesionales sanitarios. En la sesión, se identificó la necesidad de facilitar el intercambio de guardias y turnos del personal sanitario. Así, surgió un nuevo servicio de valor para su público objetivo. La app también incluye otras funcionalidades, como gestionar la agenda profesional y publicar sus sesiones clínicas. De este modo, Guardmecum es una app co-creada por y para el personal sanitario, que les ayuda a conciliar su vida personal con la laboral.

Bibliografía:
*Design Thinking: Lidera el presente. Crea el futuro
*Design Thinking para el diseño de proyectos en el ámbito de la Salud

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *