“La vivencia de la enfermedad de un paciente repercute en su resultado” #WPcafé

El pasado 21 de octubre tenía lugar el 3º World Patients Café, organizado por el Instituto para la Experiencia de Paciente. Tuve el gusto de moderar una de las mesas redondas, compuestas por pacientes y profesionales sanitarios.

En ella analizamos si el médico informa correctamente al paciente a la hora de decidir su tratamiento con el fin de favorecer la decisión compartida, la búsqueda de información sobre el tratamiento o si pacientes y profesionales sanitarios conocen los ensayos clínicos que están en marcha.

Una de las participantes de la jornada, fue la anestesista María Madariaga, a quien pude entrevistar tras la jornada. Lleva trabajando en dolor crónico desde 2004. Además, coordina la Unidad de Dolor del Hospital Universitario Infanta Leonor y forma parte del equipo del Dr. David Abejón en QuirónSalud.

¿Debe el paciente colaborar en la decisión de su tratamiento con el médico?

Depende mucho del tipo de paciente que tengas delante: influye la formación que tenga, su nivel cultural y capacidad de comprensión. Además, como médico influye tu capacidad para explicarle al paciente su situación. Pero lo recomiendo siempre que sea posible. Descarga mucha responsabilidad médica y además, te hace confiar en el paciente. Estamos encantados de que se empoderen. Necesitamos ayuda.

Al final, es un problema de comunicación, por eso, lo ideal es ajustar nuestro discurso al paciente, para que comprenda bien riesgo, beneficio, posibilidad de tratamiento alternativo, posibilidad de suspensión del tratamiento… Estoy convencida de que si el paciente colabora en la toma de decisiones respecto a su tratamiento, hay mayor adherencia.

¿Abunda este tipo de paciente?

No. El paciente pro-activo que trata de tomar decisiones en minoritario. La mayor parte de mis pacientes quieren que se lo den resuelto, sin decidir nada. Probablemente, este tipo de comportamientos se deba a una falta de información o por miedo a ella.

De hecho, a veces tengo que obligar a muchos de mis pacientes a leer el consentimiento informado y hasta que no lo hacen, no continuamos la consulta. Tienen que leerlo y hacerme preguntas. Todo esto se debe a que el paciente acepta el tratamiento, pero no lo comprende. Intentas contar con él, pero no se ha enterado de los puntos clave.

Además, sabes perfectamente que paciente quiere tomar la decisión y qué paciente no. Según mi experiencia, el paciente anciano es más reacio a tomar decisiones. Lo tiene que decidir todo el médico, porque es el modelo que siempre han vivido. Parece que el paciente joven es distinto, más pro-activo.

¿Cómo se cultiva la relación médico-paciente?

Formándolos y dándoles información: qué es lo que haces, por qué lo haces, qué fármacos toman, que problemas pueden tener a largo plazo, que pueden hacer ellos por mejorar su estado de salud… Es fundamental. De esta manera, quitaríamos muchísimo gasto sanitario en consultas, en urgencias…

¿Hay tiempo suficiente para formarlos en las consultas?

Es difícil. Por esta falta de tiempo, decidimos crear “Tu vida sin dolor”, una web con la que pretendemos dar información y ser un sitio de referencia para los pacientes. Queremos combatir las terapias fraudulentas y los falsos mitos. Se cree que a las unidades de dolor una persona va a morirse. Nada más lejos de la realidad. Un paciente tiene que ir cuando tenga un dolor que le dura más de 3 meses.

¿Qué importancia tiene la experiencia del paciente en las unidades de dolor?

Muchísima. La vivencia de la enfermedad de un paciente repercute en su resultado. El dolor crónico, la depresión y la ansiedad están totalmente relacionados. De hecho, esta demostrado científicamente, con estudios de resonancia magnética funcional, que se activan las mismas áreas cerebrales cuando tienes un dolor que dura más de 3 meses que cuando tienes depresión.

Como vivas la enfermedad forma parte de la enfermedad. Como vives tu dolor, forma parte de tu recuperación. Por eso es tan importante trabajar a nivel psicológico, a nivel social y a nivel farmacológico intervencionista.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *