“Las segundas opiniones en diagnósticos como el cáncer, refuerzan más la confianza entre médico y paciente”

El Dr. Álvaro Rodríguez Lescure es jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Elche. Suele contar cómo su bisabuelo Manuel Anciola, médico asturiano, influyó positivamente en su decisión de estudiar Medicina. Cada día ejerce la Oncología en la “consulta de la risa”, tal y como algunos de sus pacientes la han apodado.

Inspirador y elocuente, Rodríguez Lescure es uno de esos profesionales que te recuerdan la importancia de la comunicación en salud. En la entrevista, tras el evento “Diálogos SEOM“, hemos hablado de la capacidad de los pacientes para decidir, las pseudoterapias y la magia.

¿Está contribuyendo la eSalud a terminar con el paternalismo en Medicina?

Sí, pero es necesario ver el paternalismo en el contexto histórico. Hace 100, 200 o 500 años la sociedad era muy distinta culturalmente. Entonces, la Medicina era una autoridad no científica: era moral, superior y ejercida por el médico que era quién estaba facultado para curar. Era un personaje casi venerado.

Pero esto ha cambiado. La Medicina ahora es científica y se ha convertido en un arte basado en muchas ciencias. Genera y se acompaña de mucha información para que sea el paciente quién decida. El médico propone y el paciente dispone.

Obviamente todavía hay pacientes que hacen un ejercicio de confianza absoluta en el equipo sanitario que los atiende, sin cuestionarse nada. Pero ya no suele ser así. Cuando el paciente recibe una información complicada, sobre el pronóstico de una enfermedad grave, se moviliza. También suele hacerlo su familia y su entorno. Existe una inquietud lógica y natural. Cuando tienes una situación vivencial difícil tienes que buscar, mover y contrastar información muy difícil de digerir. Por eso es muy recomendable promover las segundas opiniones ya que refuerzan más la confianza entre el médico y su paciente. Es la libertad la que debe presidir esta relación.

¿Fluye correctamente la información?  

Cuando tratas enfermedades graves, que conllevan tratamientos complejos y pronósticos que no siempre son buenos, la información es la clave de todo. Lamentablemente, no siempre el flujo médico-paciente es el más adecuado.

Muchas veces, somos nosotros quienes no estamos suficientemente preparados y bien entrenados para dar la información adecuada y gestionar las noticias difíciles. También influye el tiempo del que dispones en la consulta, que es escaso. Sin tiempo no hay buena información. Necesitas tiempo suficiente para dosificar y gestionar esa información que pones encima de la mesa para que el paciente tome la mejor decisión.

Claro está que existen situaciones en las que es necesario modular la información de la enfermedad, pero son excepciones. Una persona cuerda, mayor de edad y en su sano juicio tiene que recibir la información. También hay que adaptarla a su situación, su vivencia, nivel cultural, intelectual, grado de ansiedad…

Después el paciente decidirá y su decisión será sacrosanta. Será totalmente respetable pero con la información completa. Tienes que poner todo encima para que tu paciente escoja lo mejor, pero muchas veces son decisiones muy difíciles. No todo es blanco o negro en Medicina, y en Oncología tampoco.

¿Llega la eSalud a toda la población?

No. Lo que sucede es que cuando vives online con tus redes sociales, tiendes a pensar que todo el mundo está en la misma situación. Y no es verdad. Probablemente la mayoría de la sociedad no las utiliza, aunque es una herramienta poderosísima. Hoy en día, con un ordenador accedes a todo.

También a las pseudoterapias…

Además, internet y la accesibilidad a la información te permite acceder a todo. Puedes encontrar información muy buena, ponderada y correcta, información no exacta e información peregrina.

Aquí entran en juego las pseudoterapias. No son Medicina Alternativa, porque no son una alternativa a nada. Son falsas terapias, que pueden ser perniciosas. Especialmente cuando los pacientes abandonan un tratamiento que les puede beneficiar por promesas de pseudoterapias, tratamientos mágicos que pueden producir resultados irreversibles.

En todo lo pseudocientífico hay cosas con buena intención, pero muchas otras veces no, ya que existe un interés muy claro de negocio. Es sucio porque es aprovechar una situación de debilidad y fragilidad del ser humano.

De todas formas, las pseudoterapias están muy relacionadas con el pensamiento mágico, muy atractivo e intrínseco al ser humano. De hecho, yo he visto a muchos compañeros médicos, pasar al otro lado del paciente y abrazar todo tipo de pseudoterapias.

También veo necesario entender la situación de un paciente. Hay que ponerse en su piel porque el pensamiento mágico lo tenemos todos.

¿Tú también?

Creo que no, pero si me viera en una situación así, seguro que afloraría. La emergencia vital que tienes con un diagnóstico complicado encima de la mesa, o con una limitación en tu expectativa de vida, activa todo este tipo de resortes mentales.

¿El futuro también está lleno de magia?

Tenemos por delante un futuro prometedor. La evidencia científica fluye todos los días, en las últimas décadas especialmente. La biotecnología nos ha ayudado a comprender. Poco a poco vamos teniendo herramientas en el laboratorio que nos permiten diseccionar genética y molecularmente las enfermedades, así como buscar dianas de los tratamientos. Es la base de un cambio brutal que está afectando a la oncología en los últimos años.

De hecho, en esta especialidad llevamos 2-3 años incorporando multitud de fármacos que están cambiando historias naturales de tumores de los que no había prácticamente ningún tratamiento específico.

Por otra parte, en el día a día, con la eSalud hay más recursos de conexión entre profesionales, instituciones, grupos cooperativos, asociaciones de pacientes y, especialmente, pacientes. De hecho, cada vez somos más los médicos que se relacionan y mantienen un flujo de contacto con sus pacientes, mejorando así la calidad de atención.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *