“Los consumidores interesados en fitness y nutrición están impulsando el crecimiento de la industria de la #mHealth”

Ya está disponible el nuevo “Informe Global sobre la adopción de mHealth por los pacientes“, presentado por MS Institute for Healthcare Informatics. En él se analizan diferentes puntos de vista de la mHealth, como el auge y la disponibilidad de las aplicaciones de salud y bienestar, la prescripción de estas por parte de los profesionales sanitarios y las tendencias de uso.

Uno de los puntos de partida es que el 65% de las aplicaciones disponibles se centran en el bienestar y en hábitos de vida saludables (fitness, estilo de vida y nutrición). Por otro lado, los profesionales sanitarios están expresando mayor entusiasmo por el uso, como parte del tratamiento prescrito, de aplicaciones centradas específicamente en el manejo de patologías. Eso sí, sólo el 9% de las apps de salud disponibles satisfacen esta necesidad. 

grafico mhealth

Respecto a las aplicaciones centradas en el manejo de patologías, el informe habla de un liderazgo de aplicaciones destinadas a las enfermedades mentales (29%), seguidas de la diabetes (15%) y aplicaciones que facilitan la gestión de patologías cardiovasculares (10%), musculoesqueléticas (7%) y del sistema nervioso (6%).

Porcentaje de aplicaciones disponibles, según patología, que permiten manejar la enfermedad mental

En el informe, también se analiza el porcentaje de aplicaciones disponibles, por patología, que permiten al paciente mejorar la gestión de la enfermedad mental.

El informe establece que los consumidores interesados en fitness y nutrición están impulsando el crecimiento de la industria de la mHealth, especialmente con la integración de wearables a las aplicaciones de los smartphones. Precisamente, la conexión de estos dispositivos wearables y sensores ha aumentado notablemente la precisión y la comodidad con la que los usuarios ingresan sus datos de salud en estas aplicaciones. Se estima que 1 de cada 10 aplicaciones de salud tiene la capacidad para integrar uno de estos wearables. En cambio, el 65% de las aplicaciones disponibles se conecta a las redes sociales; una tendencia en alza (registró un crecimiento del 8% desde el último informe en 2013).

El MS Institute for Healthcare Informatics destaca que actualmente, sólo el 10% de las aplicaciones tienen capacidad de vincularse a un dispositivo. La mayoría de ellos son aplicaciones de fitness, pero también destacan aplicaciones de gestión de la enfermedad: monitorización de presión arterial y glucosa en sangre.

No cabe ninguna duda ya que el desarrollo de aplicaciones móviles de salud sigue creciendo. De hecho, el número de aplicaciones de mHealth disponibles supera ya las 165.000. Un crecimiento motivado por la importancia del rol que está tomando el paciente: cada vez más activo, informado e implicado en su propia salud; además de la proliferación de los smartphones y la movilidad que aporta. Cabe destacar, que según el informe, un pequeño número de aplicaciones de salud son responsables de más del 90% de las descargas.

Por otra parte, el MS Institute for Healthcare Informatics manifiesta su preocupación sobre la funcionalidad global y el alcance de las funciones, ya que más de 50% de las aplicaciones de mHealth tienen una funcionalidad limitada. La mayoría de las aplicaciones analizadas simplemente proporciona información.

Caption

Caption

Algunos profesionales de la salud ya han comenzado a prescribir aplicaciones de salud. En el informe se cuenta como se pretende acelerar la integración de la mHealth en los hospitales, así como la captura de datos, con el fin de conseguir aportar un verdadero valor añadido en el manejo de la patología crónica. Sin embargo, detallan cómo para que la mHealth pueda contribuir realmente a mejorar la asistencia sanitaria y la gestión de enfermedades crónicas, todos los actores que intervienen en el ecosistema de la mHealth deben tener un interés personal en hacer frente a las barreras de que existen para llegar a la adopción integral.

Barreras en la prescripción del apps

Finalmente el “Informe Global sobre la adopción de la mHealth por los pacientes” hace una serie de recomendaciones a la hora de diseñar y desarrollar aplicaciones de salud, haciendo especial hincapié en la seguridad y en el almacenamiento de datos. Son las siguientes:

  • Proteger la privacidad de los datos de salud del usuario
  • Definir con claridad quién posee los datos de salud del usuario
  • Una interfaz que facilite a los usuarios interpretar con precisión sus datos  
  • Integración de la evidencia científica validad en el diseño de productos
  • Incorporar enfoques basados en la evidencia para mejorar el comportamiento de salud
  • Ser accesible para las poblaciones marginadas

Por mi parte, echo especialmente de menos una séptima recomendación: la implicación del paciente directamente en las distintas etapas del proceso: desde el diseño hasta la evaluación de resultados. Hay demasiadas aplicaciones para el paciente, pero sin contar con él desde el inicio.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *